Recetas

INGREDIENTES

  • 3 berenjenas medianas
  • 3 dientes de ajo pequeños
  • Aceite de oliva
  • Sal

PREPARACIÓN

Cocina las berenjenas a fuego directo, es decir, en una cocina a gas pon las berenjenas directamente sobre las llamas y deja que se vaya quemando la piel por todas partes. Dale vuelta las veces que sea necesario para que se cocinen de manera uniforme.

Tus berenjenas deberían quedar suaves por dentro.

Nota: si tu cocina empieza a oler a quemado, no te preocupes, significa que tus berenjenas van por buen camino.

Una vez esté chamuscada toda la piel de la berenjena, debería estar negra toda tal como en la foto, retírala del fuego y pélala bien, que no le quede nada de lo “quemado”.

A continuación Trocéalas con un cuchillo y ponlas junto a los dientes de ajo previamente picados, una pizca de sal y un chorro generoso de aceite de oliva en un procesador de alimentos ó un picador hasta que quede con una contextura cremosa.

Si quieres que tenga trozos de berenjena, no la muelas tanto. Si quieres que sea una crema suave agrega tanto aceite de oliva como consideres necesario hasta lograr la textura deseada.

Una vez lista tu crema de berenjenas puedes usarla para untar galletas, trozos de pan casero, sándwiches ó pan de pita.

Una idea deliciosa para usar esta crema de berenjenas

  1. Pica una pechuga de pollo en tiras y saltéalas junto con vegetales, también picados en tiras: cebolla, zanahoria y pimiento.
  2. Abre un pan como si fueras a hacer un hot dog, úntale crema de berenjenas por una de sus caras y por la otra un poco de yogur natural (sin azúcar), pon el salteado de pollo y vegetales, una pizca de sal y ¡disfruta!

Original: Comedera.com

Lunes, 10 de diciembre de 2018 -

Sefardies.es

Un proyecto del
Centro de Documentación
y Estudios Moisés de León

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS