Recetas

INGREDIENTES

Ingredientes (para 4 porciones):

  • 3 berenjenas grandes
  • Medio litro de salsa boloñesa preparada previamente
  • 300 gramos de queso mozzarella
  • 60 gramos de queso parmesano
  • 4 huevos sancochados
  • Aceite de oliva
  • Sal

PREPARACIÓN

Primero que todo debes tener lista la salsa boloñesa. Hay muchas recetas para prepararla.

También debes quitarle el sabor amargo a las berenjenas, esto es muy fácil: corta las berenjenas en ruedas o en láminas a lo largo, dependiendo del envase que vayas a usar (esto lo expliqué más arriba), y espolvoréales sal por encima a cada una. Déjalas unos 20 minutos en un colador para que eliminen el agua que poseen, que es justamente lo que les da el sabor amargo.

Una vez transcurrido este tiempo, lávalas bien con agua para quitarle el exceso de sal. Listo.

Calienta una sartén grande o una plancha, ponle un chorro de aceite de oliva y comienza a asar todas las berenjenas por cada lado hasta que se pongan suaves y ligeramente chamuscadas, ojo, chamuscadas no quiere decir quemadas, sólo que cojan un poquito de color.

Cuando estén todas, resérvalas.

Ahora sí, ¡a armar la lasaña de berenjenas!

Precalienta el horno a 180ºC.

Coje el recipiente de vidrio o barro que vas a usar para tu lasaña y ponle primero una capa de berenjenas en el fondo, no te preocupes mucho si no queda completamente cubierto.

Seguidamente agrégale una capa de la salsa boloñesa, procurando que cubra todas las berenjenas.

Ahora pon una capa de queso mozzarella. Algunas personas le ponen también parmesano, es tu decisión.

Continúa entonces con otra capa de berenjenas, otra de carne, etc.. Sigue así hasta que hayas cubierto la mitad de tu recipiente, que generalmente es luego de la 2da capa de cada ingrediente. Aquí vas a poner una única capa de huevos duros picados en ruedas. Luego de esta capa, sigue con el proceso anterior.

Debes procurar que la última capa de tu lasaña de berenjenas sea de queso mozzarella y, por encima de este, el queso parmesano, todo, los 60 gramos.

Lleva al horno y deja que se cocine durante 20 minutos.

Al finalizar este tiempo, tu lasaña de berenjenas debería estar gratinada ligeramente por arriba. Si quieres que agarre más color, súbele un toque a la temperatura y deja en el horno un par de minutos más, pero vigila que no se pase, porque se puede quemar más rápido de lo que imaginas.

Una vez listo, saca del horno, deja reposar por 5 minutos y ya. ¡Disfruta de una lasaña de berenjenas inolvidable!

 

Original: Comedera.com

Lunes, 10 de diciembre de 2018 -

Sefardies.es

Un proyecto del
Centro de Documentación
y Estudios Moisés de León

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS