Localidades

En el claustro gótico de la Catedral de ésta ciudad, construido en los siglos XII – XV, se puede admirar una inscripción, aún clara, de un candelabro judío de siete brazos, frente a la entrada de la sala capitular, del siglo XII. La grabación de esta menoráh, no puede confundirse con la marca del cantero, por su tamaño y significación.

FARODEVIGO.ES Martes 08 de septiembre de 2009. El recorrido por los lugares de memoria judía concentra a 300 personas en Tui. Esta comunidad es la única documentada en Galicia con existencia de cementerio, sinagoga y carnicería

EVA GONZÁLEZ – TUY. La relevancia del asentamiento de la comunidad judía en Tui, el único que está documentado en Galicia con existencia de cementerio, sinagoga y carnicería, se ha divulgado públicamente tras la celebración de la X Jornada Europea de la Cultura Judía con especial dedicación al filósofo medieval Francisco Sánchez. La Jornada remató el pasado domingo, con un recorrido por lugares de memoria judía, con 300 participantes, destacando la visita a la conocida como "Casa Negra", donde pudieron contemplar la Torre do Xudeo.

El comienzo del recorrido, guiado por el historiador Suso Vila, fue la "Porta da Pía" de la muralla medieval tudense, junto a la cual estaba ubicada la sinagoga. El nombre de «Pía» proviene del baño ritual judío o "micvé" que estaba en sus inmediaciones. Tenía unas dimensiones de cinco por cinco metros y estaba excavado en la roca.

Suso Vila indicó que "probablemente nacía en su fondo un manantial, para seguir las prescripciones religiosas judías".

Argumentó el historiador que "la comunidad judía de Tui se instaló en la ciudad aprovechando las ventajas mercantiles que le dieron a la ciudad los foros de Fernando II en el año 1170".

Es de señalar que como se explicó en la jornada anterior, la ciudad tudense alcanzó en el año 1464 un 7% de población judía, convirtiéndose en el porcentaje más elevado de Galicia.

No faltó en esta visita la explicación sobre los "sambenitos" de la catedral de Tui que se guardan en el Museo Diocesano y la confirmación de su importancia al ser los únicos que se conservan en España.

La rúa Entrefornos, antigua "Triparía", fue otro punto del recorrido, al tratarse del lugar donde estaban instalados los carniceros medievales, entre ellos el judío Pero, registrado en la documentación tudense a comienzos del siglo XV y el único documentado en Galicia. Explicó Vila la importancia de la carnicería para los judíos "ya que sus prácticas religiosas les obligaban a sacrificar los animales siguiendo el rito "kosher".

El siguiente punto del itinerario fue la "casa Negra", donde contemplaron la Torre do Xudeo de la muralla medieval de Tui, evidencia de la presencia judía en los alrededores por esta denominación.

Atravesando el túnel del monasterio de las monjas Encerradas, se estableció la importancia de la relación de la sinagoga y los palacios episcopales antiguos (hoy en las huertas de las monjas); la convivencia entre los cristianos y judíos e incluso cómo el cabildo contrataba y encargaba a plateros judíos muchos de sus ornamentos sagrados. Se comentó que los populares pececitos de almendra que elaboran las monjas son una herencia de la tradición repostera judeo-musulmana. En la Praza do Concello se señalaron los viejos solares de varios judíos del siglo XV situados en la rúa Canicouba, como David el platero experto en perlas, León que era mercader, al igual que Simón Caadia, cuya casa de la segunda mitad del siglo XV aún sigue existiendo hoy en día, con una original distribución a través de un patio interior, típica en otros lugares de la península, no de Galicia.

Martes, 11 de diciembre de 2018 -

Sefardies.es

Un proyecto del
Centro de Documentación
y Estudios Moisés de León

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS